Conferencia "La economía mexicana durante el s. XIX" PDF Imprimir E-mail

 

 

L
a modernización económica de México en el siglo XIX no podría entenderse sin la Constitución de 1857 y las Leyes de Reforma, afirmó la historiadora Leonor Ludlow.

 



Durante la conferencia titulada: “La economía mexicana durante el siglo XIX”, en el marco del curso La Reforma Liberal en México que se lleva a cabo en el Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México, Ludlow dijo que el debate entre liberales y conservadores sobre el futuro económico del país llevó a las reformas, que eran inevitables. Las dos partes querían modernizar a México, el debate se centró en la forma de hacerlo.

 

 

 

 

La doctora en Ciencias Sociales por El Colegio de Michoacán puntualizó: “los conservadores apostaban al libre mercado y la iniciativa privada; los liberales a la formación de instituciones”.

 

La economía posterior a la Independencia estaba colapsada. Todo el país estaba en crisis. La optimista visión del país, de Alexander Von Humboldt, se había desplomado, México no era “el cuerno de la abundancia”, ni “el granero de la Nueva España”, ni “la mina inacabable de plata y oro”, agregó.

 

Además, continuó la autora de Historia del pensamiento económico: del mercantilismo al liberalismo, el México independiente enfrentó dos factores en contra: su demografía de antiguo régimen no le permitía incrementar su población y los factores políticos la tenían en bancarrota.

 

Hacia la década de los 50 del siglo XIX, los mexicanos sabían que sin una modernización económica el país estaba destinado a desaparecer. El debate entre liberales y conservadores se centra en las formas de llevar a cabo las reformas, refirió Ludlow y recordó las palabras de Melchor Ocampo: “este pueblo no puede ser libre sino cambiamos el sistema económico”.

 

Las finanzas públicas del XIX fueron un desastre, recordó Ludlow. El nuevo Estado nació en bancarrota. Los ingresos sólo se daban por Aduanas o la recolección de impuestos, la fórmula siempre utilizada fue la deuda externa, hasta la década de 1870, cuando Matías Romero emprendió una limpieza del crédito internacional, apuntó.

 

Las Leyes de Reforma permitieron un cambio en la economía, por una parte la Ley Lerdo y por otra la Ley de desamortización de los bienes de la Iglesia hicieron posible cambiar la propiedad de la tierra, se dio paso al reparto agrario, el desarrollo de los ferrocarriles, la colonización, la minería, la educación y un desarrollo agrícola, finalizó.

 
Copyright © 2014 Open Source Matters. Todos los derechos reservados.