Conferencia "El triunfo de la República y el gobierno de Juárez" PDF Imprimir E-mail

 

E
l triunfo de la República significó la salvación de México ante la posibilidad de desaparecer como nación, afirmó el historiador Raúl González Lezama, investigador del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM).



 

Con el nombre de El triunfo de la República y el gobierno de Juárez, González Lezama ofreció su conferencia en el marco del curso “La Reforma Liberal en México” y abordó tres temas: la victoria de las armas nacionales, la restauración y el triunfo de la República.

 

 

 

 

Explicó que al término de la Guerra de Reforma, el país se encontraba en una situación difícil, pues no se había logrado pacificar el territorio nacional.

 

Los conservadores, continúo el historiador, impulsaban la guerra contra los republicanos encabezados por Benito Juárez y la inestabilidad política y social era una característica.

 

“El 4 de mayo de 1862, el general Ignacio Zaragoza declaró que solamente se contaba con cinco mil efectivos para hacer frente a los conservadores levantados en armas y enfrentar la batalla por el control del país”, recordó el investigador del INEHRM.

 

González Lezama relató que el país se encontraba en bancarrota, asediado por las potencias mundiales, dividido por la guerra constante, donde la inestabilidad impedía la conformación de un gobierno fuerte, por lo que México estaba condenado a desaparecer como proyecto de nación.

 

En ese sentido, la Reforma Liberal significó la implementación del orden jurídico y político indispensable para lograr la pacificación y la modernización de la nación.

 

Para González Lezama, el presidente Juárez en un periodo de tiempo muy breve, de cinco años, logró superar los claroscuros de la política, utilizando todos los medios de la legalidad para alcanzar su legitimidad, adaptándose a las más difíciles condiciones de gobernar, incluso de manera itinerante, centralizando el poder para lograr una verdadera restauración nacional y, desde luego, venciendo al enemigo invasor encabezando la batalla de los republicanos contra los conservadores.

 

La habilidad política de Juárez, continuó González Lezama, lo llevó a rodearse de los mejores hombres de su época, de consolidar una certeza de convicciones liberales profundas con una definida visión de Estado moderno hasta alcanzar lo que él llamó “una segunda independencia”, que en definitiva conllevó a la consolidación de México como una nación viable y fortalecida.

 

El historiador recordó el memorable mensaje a la nación que Juárez expresó el 15 de julio de 1867:

 

“Mexicanos: Hemos alcanzado el mayor bien que podamos desear, viendo consumada por segunda vez la independencia de nuestra patria. Cooperemos todos para poder legarla a nuestros hijos en camino de la prosperidad, amando y sosteniendo nuestra independencia y nuestra libertad”.

 

Y más adelante citó la frase más popular que se conoce del Benemérito de la Américas: “Que el pueblo y el gobierno respetan los derechos de todos. Entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz”, recalcó.

 

Benito Juárez fue electo como Presidente constitucional, pero dadas las condiciones de guerra, con motivo de la Intervención francesa y del Imperio de Maximiliano, prolongó su mandato hasta 1867. Fue reelecto sucesivamente en 1867 y 1871.

 

 
Copyright © 2014 Open Source Matters. Todos los derechos reservados.