Redes Sociales FLICKR USTREAM aNobii MySpace YouTube Twitter Facebook
 
 

PORTAL ACCESIBILIDAD

ENGLISH VERSION

Agosto 2014
D L M M J V S
27 28 29 30 31 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31 1 2 3 4 5 6

Expo Bicentenario 2010

Nuevo canto a México
OBRA GANADORA

Historias de Familia del Bicentenario

Portal Orgullo Municipal

El Futuro es Milenario

Ruta 2010 / Recorre las rutas de la historia

Edición Bicentenario

Niños 2010

Discutamos México

MONUMENTO ESTELA DE LUZ
TRANSPARENCIA
INSTRUCCIONES DE USO

Símbolos Patrios México 2010

Archivo Histórico Militar México 2010

Programa Académico 2010

Recorrido virtual: Rotonda de las Personas Ilustres

Grupo Bicentenario Los países iberoamericanos que celebran su Bicentenario

Conoce aquí los portales Bicentenario

Galería de imagenes del Bicentenario y Centenario

El Águila Real / Símbolo Nacional de México

Conoce a las Especies Mexicanas del Bicentenario

Paseos Culturales INAH

Canasta de ideas mexicanas

Historia de Alto Vuelo


mod_vvisit_counterPáginas vistas el día de hoy19631
mod_vvisit_counterPáginas vistas totales36468233

17 de febrero de 1915. Pacto entre la Revolución Constitucionalista y la Casa del Obrero Mundial Imprimir E-mail
Efemérides
  • La Casa del Obrero fue fundada el 22 de septiembre de 1912, durante la administración de Francisco I. Madero. La nueva organización reunía a diversas agrupaciones sindicales y mutualistas de la capital de la República, y recogía la rica experiencia que los trabajadores habían acumulado en la defensa de sus derechos. En su primera etapa, la Casa del Obrero tuvo una composición plural: tanto trabajadores anarquistas como católicos integraban sus filas; pero cuando el régimen de Madero fue derrocado, en la Casa del Obrero se impusieron elementos más radicales que repudiaban al gobierno encabezado por Victoriano Huerta.
  • Al triunfo de la revolución constitucionalista en agosto de 1914, y ser exiliado Huerta, uno de los primeros actos de los revolucionarios fue reabrir la Casa del Obrero. No obstante, la lucha entre las facciones carrancistas y convencionistas provocó intensos debates sobre la postura que debía adoptar la Casa del Obrero. Los argumentos del general Álvaro Obregón y del pintor Gerardo Murillo (“Dr. Atl”), convencieron a la mayoría de los dirigentes de la Casa de aliarse con la revolución constitucionalista, que ya había definido su vocación social. De esa manera, el 17 de febrero de 1915 se firmó en la ciudad de México, la alianza entre la Casa del Obrero Mundial y la revolución acaudillada por Venustiano Carranza, que comprometía a la primera a aportar voluntarios a las filas constitucionalistas, y a la segunda a convertir en leyes las demandas de los obreros organizados.