Redes Sociales FLICKR USTREAM aNobii MySpace YouTube Twitter Facebook
 
 

PORTAL ACCESIBILIDAD

ENGLISH VERSION

Julio 2014
D L M M J V S
29 30 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31 1 2

Expo Bicentenario 2010

Nuevo canto a México
OBRA GANADORA

Historias de Familia del Bicentenario

Portal Orgullo Municipal

El Futuro es Milenario

Ruta 2010 / Recorre las rutas de la historia

Edición Bicentenario

Niños 2010

Discutamos México

MONUMENTO ESTELA DE LUZ
TRANSPARENCIA
INSTRUCCIONES DE USO

Símbolos Patrios México 2010

Archivo Histórico Militar México 2010

Programa Académico 2010

Recorrido virtual: Rotonda de las Personas Ilustres

Grupo Bicentenario Los países iberoamericanos que celebran su Bicentenario

Conoce aquí los portales Bicentenario

Galería de imagenes del Bicentenario y Centenario

El Águila Real / Símbolo Nacional de México

Conoce a las Especies Mexicanas del Bicentenario

Paseos Culturales INAH

Canasta de ideas mexicanas

Historia de Alto Vuelo


mod_vvisit_counterPáginas vistas el día de hoy11395
mod_vvisit_counterPáginas vistas totales35761267

Conferencia de José Manuel Villalpando, quien funge como coordinador ejecutivo de los programas de la Comisión Organizadora de los Festejos del Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución. Imprimir E-mail
Servicios
Separador

http://www.bicentenario.gob.mx/Img/JoomlaImg/ConfVillalpando.jpg

 

México, D. F., a 18 de febrero de 2009 | Conferencia

Conferencia de José Manuel Villalpando, quien funge como coordinador ejecutivo de los programas de la Comisión Organizadora de los Festejos del Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución, llevada a cabo en la sala de Conferencias de la Secretaría de Gobernación.

Gracias, muy buenos días. Les aprecio mucho que hayan venido. Quisiera yo de manera muy sintética y breve, por supuesto, y después estar a sus órdenes, exponerles algunas de las principales acciones que se están realizando para las conmemoraciones de 2010 del Bicentenario del inicio de la Independencia Nacional y del Centenario del inicio de la Revolución Mexicana.


Nada más como preámbulo quisiera recordarles que el día 24 de octubre del año pasado el señor Presidente de la República designó al Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México, como la entidad encargada de desempeñar la coordinación ejecutiva de esas conmemoraciones, según lo prevé el propio decreto de creación de la Comisión Nacional que organiza las conmemoraciones de 2010.


En ese sentido, el Instituto a mi cargo, que es un órgano desconcentrado que forma parte de la estructura de Gobernación, se ha abocado a coordinar todas las acciones tendientes a estas conmemoraciones de 2010.


Y, sobre todo este particular ya para entrar en materia, quisiera yo el día de hoy, si ustedes lo tienen a bien, mostrarles algunos de los avances en cuanto a los preparativos que nos llevarán a que el siguiente año México entero y la gente de México en todo el país pueda sentir, participar, vivir, emocionarse y, finalmente, celebrar y conmemorar a México en sus 200 años de iniciada su vida independiente y 100 años de iniciada su revolución.


Este es, digamos, el objetivo del día de hoy lo cual, repito, les aprecio muchísimo su presencia.


Primero tenemos una página muy renovada, la página de Internet. Estamos, seguros y convencidos que el Internet es una herramienta que lleva hacia el futuro, que establece una posibilidad de comunicación enorme, al día de hoy con 24 millones de usuarios, según se tiene más o menos calculado.


Y tenemos la intención de presentar en esta página, fundamentalmente, por supuesto historia, llevada de una manera diferente que implica un ejercicio que creo yo no se había hecho jamás en este país de poder convertir los temas históricos a través de un vehículo de comunicación tan moderno que permite no solamente llevar textos sino llevar audio, video, llevar una serie de juegos para los niños para que aprendan historia divirtiéndose al mismo tiempo y quizá, sobre todo, permite a través del tiempo y del espacio y hacia el futuro constituir, a través de esta misma página, de una nueva forma de comunicación que, por ejemplo, cuenta, y a mí me da mucho gusto, con una biblioteca digital.


Al día de hoy ya están digitalizados 230 y tantos libros, el plan original era llegar a 500, pero creo que lo sobrepasaremos y apostaré a que al año 2010 estén no solamente los 500 funcionando, sino además también varias decenas más.


Esta biblioteca pretende ser lo que cualquier biblioteca pública tendría como material mínimo, elemental, indispensable en la independencia y la revolución, los tendrá esta biblioteca accesibles desde cualquier parte del mundo con libros descargables, con libros que pueden imprimir o leer nada más o guardar o lo que ustedes quieran hacer con ellos, pero finalmente el texto no desaparecerá nunca, desaparecerá quizá la manera de presentarlo.


Y el texto en Internet, creo yo, alrededor de una biblioteca digital creo que mucho ayudará a la gente que esté interesada en conocer los clásicos de estos temas y, sobre todo, libros que ya no están en existencia, que ya están agotados hace mucho tiempo; libros que quizá sólo se imprimieron una sola vez, o libros que simple y sencillamente están caros o libros que simple y sencillamente en las comunidades donde viven las personas jamás llegarían porque ni siquiera hay bibliotecas.


Este es, a juicio del Instituto, quizá uno de los aportes más sólidos para el Bicentenario el contar con esta biblioteca digital que, repito, pretendemos que en principio sea de 500 títulos, ya hay 230 y algo, y que después en 2010 espero que sobrepasen por mucho esa cantidad.


La misma página tiene una serie de alternativas biográficas, pretendemos que los niños, ojala, pudiesen consultarla para hacer sus tareas de historia; fotográficas porque además presenta opciones múltiples de imágenes que son todas ellas descargables que forman parte del archivo que tiene el propio Instituto.  Y que permiten, repito, una interacción muy grande.


Hay alguna cosa muy peculiar, por ejemplo, de una manera muy diferente de aprender historia. Queremos a partir de este primer número, de esta primera semana, ofrecer a la población una manera de ver la historia a través de la pintura mexicana.


Se trata que los grandes cuadros de los grandes maestros, de las grandes obras de arte de México que narran nuestra historia permitan ser al mismo tiempo enseñantes de la historia.


Aquí en este cuadro, en la toma de Zacatecas, está el original en el Castillo de Chapultepec. Las personas que lo revisen y lo recorran con el cursor pueden ir recorriendo el cuadro que aparece explicando cada uno de los personajes, lo que hacen, lo que dicen. Y si tuviera sonido también trae música.


En este caso, la lección de historia se complementa también con La Marcha de Zacatecas y con El Corrido de la Toma de Zacatecas, lo cual permite, de alguna manera, darle un panorama general y completo en esta forma nueva en que la electrónica permite recorrer la historia de otra manera.


La idea es llegar a unos 50 cuadros el 2010 que permitan -en diversos momentos y etapas del pasado mexicano- una explicación como esta que puede parecer sencilla, pero que sin embargo creemos que es muy rica porque visualmente explica todo un tema completo. En este caso, la Toma de Zacatecas. 


Aquí está la explicación de quién es Ángeles, quién es Natera, quien es Francisco Villa, la historia del Cerro de la Bufa, en fin.


La Página de Internet ofrece una herramienta importantísima y me gustaría que cuando tengan tiempo la revisen. Traen opciones interesantes.


Estamos invitando a las personas para que participen, que nos envíen vivencias personales, recuerdos de sus familias; queremos que las personas nos envíen fotografías de sus abuelos, que nos envíen las cartas, que nos envíen documentos.


Ya hemos tenido una buena respuesta pues hay personas que ya nos están haciendo favor de enviar referencias familiares porque creemos que la Historia de México es finalmente la suma de la historia de todos y no solamente la historia la hacen los grandes caudillos, sino también aquellas personas que protagonizaron en algún momento, así hubiese sido mínimo, pero jugaron su papel, hicieron lo que tenían que hacer, cumplieron con su deber y con ellos se nutre la historia de todos.


Naturalmente hay biografías, hay una serie de entrevistas en Internet, todos los videos que hemos realizado también están ahí; en fin, irá avanzando esta página y enriqueciéndose porque afortunadamente el pueblo mexicano disfruta mucho de su historia.


Hay mucho interés de los historiadores de colaborar por lo que están nutriendo la página de textos y de información a través de la manera viva que la electrónica lo permite.


Ahora, mientras siguen navegando por ella, yo hablaré de otros temas porque si no, todo va a ser pura página.


Es también importante  -como ustedes ya lo han sabido, quizás como una acción muy relevante- la construcción de El Arco del Bicentenario, el monumento emblemático conmemorativo que se erigirá en el Paseo de la Reforma, a la altura de Chapultepec. 


Aquí lo más destacable es el acuerdo conjunto que se consiguió por parte del Gobierno Federal con el Gobierno de la Ciudad de México, en un -créanmelo- verdadero ambiente de colaboración, de buscar lo mejor, unidos ambos gobiernos por el interés, el deseo de que México tenga en 2010 la conmemoración digna que merece por su historia pero, sobre todo, que merece por el futuro.


Se trata, pues, de un acuerdo de colaboración entre el gobierno federal y el gobierno de la Ciudad de México, que rinde sus frutos en este Arco, cuyas fechas ya están cercanas.


Estamos en pleno concurso ahora con los participantes, se trata de 35 arquitectos de importancia mayúscula en México por su prestigio, por sus premios, por sus publicaciones, en los cuales incluimos también desde los más conspicuos y consagrados, hasta jóvenes que ya han obtenido reconocimientos internacionales.


Esos 35 arquitectos ya han aceptado y están trabajando ya en la preparación de los proyectos, mismos que serán calificados y juzgados en la primera semana de abril por un jurado que está también conformado en común acuerdo con el gobierno de la Ciudad de México.


El inicio de la construcción, la colocación de la primera piedra, se realizará en el mes de junio, con la intención de que sea una obra en la que todos veamos cómo se va edificando, cómo se va erigiendo, cómo va creciendo, cómo va formándose, cómo va finalmente cerrándose sobre el Paseo de la Reforma.


Esto todo lo podremos ver durante los meses de junio de 2009 a agosto del año 2010, para que esté listo para inaugurarse precisamente el día 16 de septiembre de 2010, el día en que México celebrará y conmemorará el Bicentenario del Inicio de su Independencia Nacional.


Creemos que este monumento es algo importante y fundamental; es, en primer lugar, el derecho que tenemos los mexicanos de hoy -todos nosotros- de legarle a la posteridad el arte y las ideas de nuestro tiempo. Esto se logrará a través de este monumento.


En segundo lugar, creemos que es fundamental, la Ciudad de México carecía de un arco, no hay un arco triunfal, un arco que  represente quizás la unidad, quizás los valores más altos de la humanidad y que en las grandes capitales del mundo existen.


El nuestro no sabemos cómo será, será finalmente una propuesta de los arquitectos que están participando, pero seguramente será algo tan hermoso, tan bello y tan representativo de nuestro tiempo, por lo que podremos  -con todo orgullo- dejárselo a las generaciones del futuro.


Este arco -repito- tendrá la virtud de que todos veremos cómo se va erigiendo poco a poco durante 12 ó 13 meses, a partir del mes de junio.


Seguramente será muy emocionante ver cuando se pone la primera piedra, cómo se ponen las varillas, cómo va creciendo el monumento, hasta que finalmente se cierre el arco por encima del Paseo de la Reforma y se inaugure el día 16 de septiembre de 2010.


También quiero anunciarles que en el marco de las conmemoraciones, la Ciudad de México tendrá la mayor y más importante exposición histórica que se recuerde, que será instalada en el Palacio Nacional, donde el Gobierno de la República -a través de la Secretaría de Hacienda- le han cedido a la Comisión Organizadora de las Conmemoraciones, todo el primer piso para instalar en él una gran exposición que se llama "México, 200 Años".


Esta exposición, que es un recorrido histórico por estos 200 años de vida de México, por supuesto que incluirá los aspectos militares, heroicos, epopéyicos; pero también incluirá los aspectos de la vida cotidiana, de la vida social, de la vida económica, de la vida cultural -en fin, aspectos de la vida de todos- y que podremos todos recorrerla en Palacio Nacional de manera gratuita.


Estará abierta a todo el público en horarios muy, muy amplios pues pensamos que se abra más o menos a partir de julio del año 2010 y los meses subsecuentes que sean necesarios para atender la demanda de personas que quieran visitarla.


Y va incluido además también -por primera vez en nuestra historia- la posibilidad de la gente que visite la exposición, también acceda, como nunca, a los Salones Presidenciales; tanto a las oficinas como a las salas de recepción que todos hemos visto en televisión, que todos hemos visto en estampitas y en fotografías, pero difícilmente era posible acceder a ellas.


En cambio, esta vez, parte de este regalo a México será la posibilidad de que todos entremos a conocer esos salones, lo cual nunca había sucedido.


Otra cuestión importante que quiero comentarles es que en las carreteras nacionales ustedes han visto los letreros de "México 2010, Rutas Históricas".


Este es un programa muy interesante, en el cual colaboramos -de alguna manera- bajo el esfuerzo inicial de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, la Secretaría de Turismo y por supuesto nosotros, que nos correspondió el diseño conceptual de estos letreros.


Seguramente algunos de ustedes recuerdan -históricamente hablando- que en 1960 el Presidente López Mateos inauguró La Ruta de la Libertad, aquella que estaba marcada en las carreteras nacionales a partir de Dolores Hidalgo y hasta Chihuahua, con un monumento que tenía una cabeza de águila que marcaba la dirección por donde había transitado el Padre Hidalgo.


Bueno, pues esta ruta se quedó ahí para siempre, existe todavía, tendrá ya 50 años de antigüedad el próximo año; y existe también -de alguna manera armada más espontáneamente por la propia gente- La Ruta Zapatista en el Estado de Morelos, que recorre desde Anenecuilco hasta Chinameca, pasando por Tlaltizapán; esta ruta, que ya existía también, de alguna manera fue señalizada por la propia población de Morelos.


Ahora, nuestra idea es darle una amplitud geográfica e histórica a todo el movimiento de Independencia, a todo el movimiento de la Revolución y concebimos una serie de rutas -como redes históricas- de los lugares por donde pasó la historia.


Esto es, no solamente por donde pasó Hidalgo sino también por donde pasó Morelos, que se nos había olvidado; también por donde pasó Matamoros, también por donde pasó Galeana, por donde pasó López Rayón, por donde pasó el cura Mercado, en Nayarit.


Y es que había lugares que habían pasado desapercibidos en la Historia porque nos habíamos dedicado durante mucho tiempo únicamente a los principales caudillos y, en el caso de la Independencia, al puro Padre Hidalgo, pero se nos había olvidado por completo también la Revolución. 


La Revolución debe tener también un lugar especial -muy, muy especial- porque es finalmente el movimiento más cercano y del cual heredamos ciertos contenidos de nación que hoy en día todavía luchamos por protegerlos.


Había que abrir, por ejemplo, la Ruta de la Revolución Constitucionalista.


Nadie recuerda -o nadie recordaba- los lugares por donde pasó la División del Norte; o los lugares por donde pasó la División del Noroeste, al mando de Obregón, que era algo fundamental e importantísimo.


Entonces, esta serie de conceptos neohistóricos, geográfico-históricos pretende que los mexicanos en todo el país -o en la mayor parte del país o en aquellos lugares por donde pasó la Historia- tengan la posibilidad, ahí mismo, de enterarse, por ejemplo, que en la Hacienda de Guadalupe se firmó el Plan de Guadalupe; o que en Orendáin, cerca de Guadalajara, Obregón dio quizás la batalla más importante de la Revolución y ganó, por supuesto; o que en Tlaltizapán estuvo el cuartel general zapatista; pero también que Matamoros llegó hasta Tonalá, en Chiapas.


Esas cosas faltaban, no se habían hecho y me parece que es importante que esto ya lo haya iniciado la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, señalizando las carreteras y los sitios; esto es importantísimo porque los mexicanos en todo el país de alguna manera -todos- formaron parte de estas dos gestas importantes y hoy hay que recordarlas, además de promover el turismo y el conocimiento porque esto va a ir apoyado finalmente de una campaña de publicidad, de videos aéreos que vamos a tomar sobre los sitios más importantes, de una Guía de Carreteras con estas Rutas así como una serie de programas adicionales que apoyan este concepto del conocimiento de la historia por la geografía. 


Finalmente, se trata de vincular dos materias que son hermanas y que durante mucho tiempo fueron básicas para la educación de los mexicanos y hoy se trata de volver a retomar ese concepto de la geografía y de la historia.


También les comentaría -para no agobiarles mucho- que el Instituto tiene a su cargo otra función fundamental:


Ustedes recuerdan que existe un programa base, que aparece en la propia Página de Internet, que se dio a conocer a la opinión pública el día 20 de noviembre de 2007.


Este programa base es un instrumento de planeación básico, como lo dice su propio nombre, el cual -como propio instrumento de planeación- está sujeto a que evolucione y ha evolucionado en el sentido de que se ha enriquecido; se ha modificado.


Algunas cosas han cambiado de directriz, otras se han suprimido porque eran finalmente inviables pues recuerden ustedes que fue elaborado en un mes y medio, entre septiembre y noviembre de 2007.


Esto ha originado que se haya movido, evolucionado, aumentado y cambiado de dirección algunas cositas y hemos conseguido ya, en estos días, integrar el Catálogo Nacional de Proyectos de las Conmemoraciones, que pronto lo verán ustedes en Internet sustituyendo al programa base.


Este Catálogo, en una primera impresión, cuenta casi con el triple de acciones que estaban enunciadas en el programa base, en el que se incluye ya no solamente aquello que harán las Secretarías de Estado y el Gobierno Federal, sino que incluye todos aquellos proyectos y programas que han echado a andar los órganos autónomos profesionales, las empresas descentralizadas y de participación estatal; pero sobre todo, también hemos vinculado a los estados libres y soberanos de nuestro país.


Con todos aquellos estados que cuentan ya con una comisión y con un programa de trabajo hemos establecido contacto y hemos logrado integrar  -todos juntos- el Catálogo Nacional de Proyectos que pronto verán ustedes en Internet.


Estamos en el proceso ya de que cada quien valide lo que ha anunciado y de alguna manera, esto registra -porque ese es su objetivo- toda la obra o acción, cualquier tipo de acción pública de cualquier nivel de gobierno, desde el federal; desde la propia Comisión Nacional Organizadora hasta los niveles municipales, que han sido denominadas con la marca "Bicentenario" o "Centenario"; esto es, todo lo que hará la autoridad de este país, de cualquier nivel, para las Conmemoraciones.


Este registro, este Catálogo Nacional estará a su disposición pronto en Internet, en unos cuantos días más, que  -repito- recoge ya casi el triple de las acciones inicialmente planteadas en el original programa base, el cual desaparecerá para dar paso a este Catálogo Nacional de Acciones.


Al Instituto, a cargo mío, le corresponde precisamente establecer este registro y dar un puntual seguimiento a que todo lo que se ha ofrecido, prometido y dicho que se hará por parte de cada una de las dependencias que aparecen en ese Catálogo, se cumpla en los términos y en los plazos, tal y como fue propuesto y prometido, todo tendiente -repito- hacia la Conmemoración de 2010.


Ahí están desde pequeñas acciones municipales, que son importantísimas para la localidad, como por ejemplo: se trata de crear una escuela, se trata de dotar de libros a una biblioteca de aula.


Pero también están los grandes hospitales que ya ha anunciado la Secretaría de Salud, está también el gran puente que estará en la carretera Mazatlán-Durango, llamado "El Baluarte", que se llama Puente Bicentenario.


Y finalmente, está la gran expectativa del Gobierno Federal, que es la meta final de las Conmemoraciones, que es la política del señor Presidente Calderón en materia social, de dar cobertura universal de salud a todos los mexicanos.


Esta es finalmente la gran celebración y la gran acción con la cual México podrá ingresar a su tercer Centenario de vida, teniendo todos los mexicanos la oportunidad de atender su salud.


Por último, les diría yo que este año 2009, prólogo del gran 2010, tendremos tres importantes celebraciones, tres importantes conmemoraciones a cargo de la propia Comisión Nacional Organizadora:


Este año se efectuará todo lo necesario para que los mexicanos revaloremos, pensemos, reflexionemos, conozcamos y nos entusiasmemos con la obra de Emiliano Zapata. 


Emiliano Zapata cumple, el día 10 de abril, 90 años de haber sido sacrificado y por supuesto que el sacrificio de este personaje tan importante de su historia es vital que los mexicanos lo conozcamos, lo revaloremos, lo apreciemos.


También en el mes de julio, en México se conmemoran 150 años de haber sido expedidas las Leyes de Reforma. Por ello, el Gobierno Federal y la Comisión Nacional Organizadora han resuelto encabezar este homenaje nacional a la Reforma Liberal, a los hombres de la generación de esa Reforma que encabezó Benito Juárez, personajes que son fundamentales para la creación del Estado mexicano moderno.


Es, pues, una responsabilidad nuestra hacer llegar a todos los mexicanos los principios liberales que formaron, que constituyeron y que son el pilar fundamental de nuestra Nación. 


Por último, ya hacia fin de año, para el 4 de diciembre de este año 2009, recordaremos el gran paso hacia la Independencia es la Conspiración de Valladolid.


Hace 200 años, justamente en ese diciembre, en la ciudad de Valladolid, en Morelia, fue descubierta una conspiración contra la Independencia de nuestra Patria, por lo que es motivo para recordarla también.


Así como en 2008 conmemoramos el Bicentenario del intento autonómico del Ayuntamiento de la Ciudad de México, ahora, en 2009, también recordaremos ese intento -fallido, en su momento- de los conspiradores de Valladolid por lograr la Independencia de México.


Esto sería lo que podríamos platicar el día de hoy si ustedes si les parece bien. Yo estoy a sus órdenes para cualquier comentario, pregunta lo que ustedes manden.


Fabiola Martínez, del periódico La Jornada: Dos comentarios, dos preguntas. Nos puede hablar un poco acerca de los recursos que se van a invertir para todo este gran proyecto. Y, segundo, si nos puede dar su comentario cómo llega nuestro país a estos festejos cuando pues hay quienes dice, incluso, que tenemos un Estado fallido, hay quienes dicen que no. ¿Cómo llegamos en ese papel de Estado de patria, de independencia.


José Manuel Villalpando: Con todo gusto, por supuesto. La primera es objetiva, es mi punto de vista, es importante. Hay dos tipos de recursos aplicables en este caso. En primer lugar, referente al antiguo programa base y al nuevo Catálogo Nacional de Proyectos que es finalmente la gran obra que el país va a invertir en las conmemoraciones, todos estos recursos son directamente aplicados y programados, presupuestados por la entidad que tenga a cargo tal o cual programa, es decir, los puentes están a cargo por Comunicaciones y Transportes, los paga el presupuesto de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes; los hospitales a cargo de Salud, los paga la Secretaría de Salud; los hospitales del ISSSTE, los paga el ISSSTE; los hospitales del Seguro Social, los paga el Instituto Mexicano del Seguro Social; las carreteras "x" las paga la Federación o el estado de que se trate, es decir, todas y cada una de las acciones tiene una fuente de financiamiento que es directamente del presupuesto propio de la entidad que la está promoviendo.


En segundo lugar, hay otras ciertas cosas que, como salió públicamente hace unos días, existe a partir de estos días un fideicomiso público que apoyará ciertas actividades; ciertas actividades que estarán marcadas por la propia Comisión Nacional Organizadora nos indicará cuándo habrá que recurrir a esos recursos del fideicomiso público; un fideicomiso que está perfectamente transparente, en línea, en las páginas de la Función Pública.


¿Por qué depende de la Función Pública? de la Función Pública para su perfecta vigilancia. El fideicomiso ha sido asignado en estos días ya al Banco Nacional del Ejército y de la Armada. A partir de ahí ya habrá recursos para ciertas actividades especiales que aún no podríamos saber cuáles serán ésas que recurrirán a ese recurso especial.


Tal y como estaba puesto, aquí dicen los peritos que es público, hay un aporte inicial de 570, no recuerdo la cifra exacta y me puedo equivocarme, pero ahí va de millones de pesos.


Y el segundo comentario. ¿Cómo llega México?, yo creo que México llega históricamente en cumplimiento de una vida que no puede tenerse y que tenemos en ese año precisamente reflexionar sobre lo que somos, lo que hemos ido, no me queda la menor duda.


Y respecto de si un Estado fallido, no, creo que eso evidentemente no, aquí estamos todos mexicanos y tenemos las cosas que funcionan, tú vas por tu acta de nacimiento, los hijos van a la escuela, es decir, hay problemas como en todo el tiempo hay en todas partes del mundo, México yo creo que se merece la celebración.


Una celebración que, sí tiene que ser, por supuesto, acorde con los tiempos. Cuando uno está muy boyante y hay que celebrar a la abuelita, lo celebras en un salón, si no estamos tan boyantes para celebrar que cumplió la abuelita cien años pues la celebras en tu casa.


Pero sí estamos celebrando una patria que tiene 200 años y que merece ser celebrada y que merece ser reflexionada y que merece ser pensada y que merece tantas cosas que precisamente se nos han olvidado cuáles son las cosas que merecen.


Recordemos lo que quería Hidalgo; recordemos lo que pensaba Morelos; lo que pensaba Madero; lo que quería Carranza; lo que quería Villa. Y ahí está la nutriente de la nacionalidad mexicana.


Volver a poner en circulación esas ideas, que esa es la idea precisamente de esta página, por ejemplo, y lograr que todos pensemos en que tenemos una patria que vale la pena luchar por ella.


Yo creo que este es el sentido que en lo personal, mi punto de vista muy personal que daría yo para el año que entra.


Brenda Herrera, Reportera de Enfoque: Varias cuestiones. La primera. Qué pasaba con este proyecto del libro que se iba a llevar a todos los hogares ¿Se hizo o no se hizo? Recuerdo que aquí circuló una versión de lo que era la historia de la Secretaría de Gobernación, fue bastante controvertida sobre cómo se informó del desempeño de los titulares de esta dependencia. ¿Será igual de controvertida la visión…?


R: Son dos cosas distintas y te las comento. El libro, no lo traje el día de hoy porque si lo traigo el día de hoy no acabamos nunca en cuatro horas de explicar el programa, en otra ocasión hablamos del libro.


Sí hay un libro que se va a repartir a todos los hogares mexicanos y te voy a adelantar. Ya te lo puedo decir quién lo está escribiendo, un grupo de historiadores, todos pertenecientes a la Academia Mexicana de Historia.


Segundo. El libro que editó la Secretaría de Gobernación es un libro escrito por los investigadores en el libre ejercicio de su libertad de investigar y de escribir, del Instituto a mi cargo, y los juicios son los juicios que se plasmaron en el libro, es decir, cuando se preocupa por saber si la grandeza de un personaje se mide por dos o por cuatro párrafos eso es difícil de cumplir.


Yo creo que los juicios deben de enjuiciarse y verse desde esa perspectiva, no con las páginas de que hablan de las personas.


Brenda Herrera, Reportera de Enfoque: ¿Habrá la garantía entonces de que este libro que repartan en los hogares mexicanos tenga…?


R: El problema es que estamos hablando de ciencias sociales, no de ciencias exactas, si fuera un libro de matemáticas, te daría yo la garantía de que un libro que no tendría dificultades. Pero es un libro de historia y la historia la hacen y la escriben los hombres. Entonces puede ser que un historiador les guste a unas personas y digan que ese libro está muy bien hecho, y puede ser que el mismo capítulo diga: no, cómo escogieron a fulano tal si es de otro pensamiento. Está muy mal hecho. Entonces estamos hablando de libros de historia.


Entonces la garantía que te puedo dar es que son los mejores historiadores de México.


Brenda Herrera, Reportera de Enfoque: Ahora, otra pregunta. ¿Qué avance tienen reportado, hay una situación de crisis, no sé si esto ha sido motivo para que las diferentes acciones que se han comprometido en este proyecto tuvieran algún retraso, alguna dificultad por la situación económica? Esa sería una segunda pregunta.


R: Déjame contestarte la primera, si no luego se me olvidan. Mira, los estados, en primer lugar estamos en un ejercicio de pleno respeto a la Federación, entonces los estados nos relacionamos y coordinamos con ellos, pero ellos no se quejan conmigo ni yo me quejo con ellos, estamos ahora si en un régimen federal.


Los estados reportan con nosotros amablemente a partir de la plática que hemos tenido con todos y nos han dicho sí que tienen problemas presupuestales algunos de ellos. Nos han dicho sí lo mismo que vamos a hacer nosotros, entonces se tiene que ajustar, porque, repito, cuando hacemos la gran fiesta estamos muy boyantes, lo hacemos en el salón, pero si no tenemos los recursos lo hacemos en la casa y en lugar de mil invitados, invitamos nada más 500. Entonces probablemente todos tengamos que recortar un poquitín porque, efectivamente, la crisis afecta a todos. Y cada quien recortará, seguramente, lo que crea menos importante para la conmemoración.


Pero sí, hay hasta el momento 29 estados ya que cuentan con comisiones estatales y todos en menor, mayor, más chiquito, más grandote, cada quien está poniendo su mejor esfuerzo para conmemorar.


Yo  se los a decir con toda franqueza, preocupación en Tabasco porque hace un año después de la tremenda situación que vivieron a través de las lluvias, la propia comisión de Tabasco no había comentado que primero era la reconstrucción y después conmemoración.


Hoy, hace un par de semanas ya nos dijeron que tenían algo más para la conmemoración. Entonces hasta Tabasco mismo, con gran entusiasmo y con mucho vigor y, sobre todo, con una gran esperanza, ya sobrepasaron la parte crítica de reconstruir sus escuelas, por ejemplo, ahora ya tienen un poquitín de ganas y excedente financiero, seguramente, hasta para hacer un librito. Ya un paso más. Entonces cada quien lo hará en la medida de sus posibilidades. Y cualquier esfuerzo para conmemorar a México es bien recibido. Quien tenga mucho dará mucho; quien tenga poco dará lo que pueda dar.


Brenda Herrera, Reportera de Enfoque: ¿Y por lo que toca al INEHRM cuál es el presupuesto que están destinando para estos trabajos del bicentenario?


R: Claro, lo puedes ver en la página de Internet, está abierto al público, exactamente son 28 millones de pesos.


Brenda Herrera, Reportera de Enfoque: ¿Y qué ha pasado con la Comisión Interamericana para los Festejos del Bicentenario, ha habido avances, México ha participado?


R: Ha participado absolutamente en todas las reuniones que ha habido. Yo asistí personalmente a la reunión que fue en Quito, hubo otra en Bolivia a la cual enviamos un delegado, y otra más en la Ciudad de México en noviembre, en Bolivia en enero. Y una más para conmemorar ya al Bicentenario e Independencia de Bolivia el 25 día de mayo, precisamente el mismo día que la de Argentina, nada más que un año antes, Bolivia el grito de Charcas sucedió exactamente un año antes que Argentina va a ser 25 de mayo en la ciudad de Sucre.


Y viene otra más para conmemorar el día 8 de agosto el Bicentenario de la Independencia del Ecuador. Estamos muy activos y participando directamente en estas comisiones.


Pregunta: (Inaudible)


R: Se está hablando de eso, ahí hay dificultades porque debo decirles que si nosotros estamos con problemillas, hay otros países que no tienen tantos recursos para invertir en esas cuestiones, hay urgencias más grandes.


Seguramente se hará un planteamiento, nosotros traíamos la idea, no solamente de un almanaque, sino de un programa conjunto de televisión y una serie de libros. Aquí te diré que sí depende de la voluntad general de los participantes en esas reuniones y es el tema que vamos a tratar precisamente en la siguiente reunión que es en Bolivia.


José Gerardo Mejía, de El Universal: Quiero preguntarle cómo le van a hacer para evitar que esto se remita a hacer un acto meramente elitista, dado que usted dice que van a hacer algunas campañas de difusión, a través de su página, en lugares donde no hay bibliotecas, donde regularmente donde no hay bibliotecas no hay computadoras. Y veo que tienen muy destacado SCT para los traslados, rutas, etcétera, pero la SEP no está incluida, no sé si tengan prevista una campaña de difusión en las miles y miles de escuelas donde el bicentenario…


R: No hablé de la SEP porque dijimos que no íbamos a hablar de todo el día de hoy. En el nuevo catálogo la SEP es el ente más importante de la conmemoración. Es evidentemente hay un trabajo importantísimo en la distribución de materiales en todas las escuelas del país. No hablé de la SEP, me aboqué a lo que pensé más relevante.


Pero, indudablemente, en primer lugar, tiene usted razón, llega a 24 millones de personas nada más, pero también está la televisión y en la televisión algo así como 62 millones de televidentes más o menos registrados, ahí tenemos, porque también no lo toqué hoy, pero lo puede ver en las páginas, una serie de programas de videos, de materiales televisivos que en 2010 la intención es tener en todo el tiempo materiales históricos de la Independencia y de la Revolución, de tal suerte que los mexicanos que vean la tele en cualquier momento, por lo menos dos veces al día, se topen con la historia…


Entonces en primer lugar, televisión, segundo lugar, las escuelas, efectivamente la SEP trae un programa ambicioso, lo puede ver usted en el programa base, que incluye de este libro 32 millones de ejemplares, está hecho en colaboración con la Secretaría de Educación Pública. Y, evidentemente, el canal de reparto son las escuelas, es decir, sí está incluida la Secretaría de Educación Pública y me disculpo por no haber mencionado exactamente su nombre.


Carlos Quiroz, de Excélsior: Hablaba usted que se triplicaron las acciones ahora con el Catálogo Nacional de Proyectos. ¿De cuántos proyectos aproximadamente estaremos hablando en estos 29 estados?, ya nos decía que van desde construcción de puentes, hospitales y demás, hasta otro tipo de cuestiones. ¿De cuánto estaríamos hablando a nivel nacional?


R: A nivel nacional, repito, son casi el triple, mínimo mil 200, proyectos más. Y todos son, efectivamente, en los estados, es decir, sería difícil que le dijera yo que de los mil 200 aproximadamente cuántos son en cada estado, pero sí podemos hacer la división y con todo gusto se la puede preparar, pero todos son de impacto nacional, pocos son en realidad para el efecto, salvo los libros masivos o la televisión, de impacto directo a la población de la capital de la República por ejemplo.


Carlos Quiroz, de Excélsior:  ¿Cuál es el proyecto más sencillo?


R: El proyecto más sencillo. Video y televisión, por ejemplo, pero tiene un impacto que si está bien colocado lo pueden ver millones de personas. Hay algo de complejidad técnica enorme, hacer un puente, yo no lo entiendo mucho porque es algo complicadísimo. Y otros que son mucho más sencillos en su factura como hacer un video o hacer un pequeño libro.


Erika Pérez, del periódico Reforma: ¿Serán festejos austeros pensar si la crisis ha obligado a la cancelación de algún proyecto? Y, segundo, si se les vino el tiempo encima.


R: Son dos cosas diferentes. La crisis sí afecta un poquitín, te voy a decir en qué afecta, no cancela proyectos, creo que nadie los va a cancelar, lo que pasa que en lugar de hacer, como yo pensaba un millón de ejemplares de un libro, a lo mejor 750 mil. El único ejemplo concreto en cuanto a reducción te lo voy a platicar, yo pensaba hacer 60 minidocumentales de cinco minutos cada uno y ayer decidimos que sean 45 minidocumentales, es decir, me pegó en esa proporción, pero no lo cancelé, ayer redistribuí el contenido de los documentales para que puedan ser tocados todos los temas que necesitamos tocar en lugar de 60, en 45. Esa sería la idea.


El tiempo encima:  Yo creo que no se viene la historia encima, el tiempo de la conmemoración es en el 2010 y estamos en el año de la preparación de la conmemoración, es decir, quizá la muestra palpable del tiempo que no va encima, el avance de las cosas será, como dije hace un rato la propia construcción del arco; el arco será unificando la vista de todos.


Y, asimismo, está pasando con las demás cosas que no están a la vista porque se pueden hacer, es decir, ahorita los historiadores están escribiendo sus textos, es decir, irán escribiendo sus textos, los entregarán, se editará el libro, se revisa, se imprime. Y estos son procesos que no están a la vista necesariamente, pero que el libro estará en tiempo para el año 2010 para repartir, seguramente, con el curso escolar de 2010-2011, es decir, a partir de agosto del año que entra.


Es decir, el tiempo no se nos vino encima, afortunadamente las grandes obras como el propio puente, como los hospitales que no se hacen de la noche a la mañana, tienen años de evaluación, de estudios, de planeación, de hacer los planos, por ejemplo, de hacer todos los diseños básicos de ingeniería, eso ya estaba hecho, es decir, las cosas que merecieron años de actividad ya se hicieron y se están haciendo.


Las cosas que requieren más emoción que tiempo, por ejemplo, los escritores que escriban sus textos, que los cineastas hagan sus videos o que la gente que prepare una radionovela, cosas así que vamos a hacer, esas cosas que se hacen ahorita y más, quizás, mejor hechas porque ahorita hay el punto de emoción de que ya vienen las cosas y estamos perfectamente bien a tiempo.


Leticia Sánchez, del periódico Milenio: Tres preguntas. Me gustaría saber si el tiempo no se les vino encima, qué tan avanzadas están en su programa y, sobre todo, considerando que el programa base cambió


¿Para cuándo estará la distribución de este libro de texto en los hogares?, porque tengo entendido que se anunció su distribución para el 2008.


¿Qué obras no se realizarán y que se anunciaron en el 2007, ya sea por el tiempo o por el presupuesto?


R: Así es. Bueno, primero, sobre lo del libro, jamás se anunció que en 2008. Desde que yo he hablado del libro, siempre he mencionado sobre este tema el 2010. Jamás he dicho que en 2008, no podía hacerlo si estaba acabando 2008 cuando entré, entonces sería algo difícil. Es para 2010 el libro.


Sobre lo segundo, me voy a las obras. No, ninguna obra se cancela, todas tienen algún tipo de variable.


Por ejemplo, algunas que pensaban ser grandiosas, son menos ostentosas, para que los recursos se doten a las obras que sí requieren el cien por ciento como los hospitales. 


Es decir, un hospital no se puede dejar y decir: "no, pues te faltó el quirófano", no se puede hacer eso.


Entonces, hay ciertas obras que en lugar de que tengan recubrimiento de cierta calidad, pues las hacemos más austeras para que el dinero se aplique y no falte nada en las cosas que sí requieren tener el cien por ciento de efectividad.


Segundo, en ciertas cosas sí recortamos. Como informé hace un rato, recortamos videos. Simplemente en lugar de 60, hago 45. Eso no ocasiona mucho drama.


Respecto a cómo vamos, diré que yo creo que muy bien, como lo expliqué ahorita. Ya dije que no se nos vino el tiempo encima. 


Leticia Sánchez, del periódico Milenio:¿Qué porcentaje de esos avances?


R: Cada cosa tiene su propio porcentaje de término pero lo importante es que cada una va en su diverso porcentaje y todas tienen que estar al cien por ciento en el segundo semestre de 2010, que es el tiempo de la conmemoración.


Es decir, los hospitales se inaugurarán en el segundo semestre de 2010, el Puente "Baluartes" el segundo semestre de 2010, los libros tendrán que salir en el segundo semestre de 2010; los videos fuertes, cuando estemos así, completamente todos llenos de historia, serán en 2010. Antes no lo será.


Evidentemente eso tarda en su preparación, cada proyecto lleva su propia velocidad, pero todos coordinados para llegar a la meta -eso sí- al mismo tiempo.


Laura González, de la Agencia EFE: Yo quisiera saber el número de kilómetros que van a ocupar estas Rutas Históricas de las que habla.


R: Cómo no. Al día de hoy -van a ser más- son 9 mil 500, en números redondos, lo que está hoy ya señalizado.


Va a crecer, falta un poco más; falta un tramo como de 3 mil kilómetros más pero no tengo la certeza de la cifra. Pero al día de hoy, sí, hay 9 mil 500 kilómetros señalizados por las carreteras federales y autopistas de cuota.


Judith Amador, de la Revista Proceso: Me gustaría que usted hablara del objetivo general o esencial de estas Conmemoraciones, considerando que cuando Cuauhtémoc Cárdenas estuvo al frente de la coordinación, habló de la necesidad de refundar el Estado puesto que las condiciones que generaron ambas gestas no se han logrado subsanar, como la desigualdad, pobreza, etcétera.


Si usted ha pensado retomar algo de este proyecto, ¿qué vamos a tener los mexicanos después de esta celebración?


R: Bueno, más que retomar el proyecto del ingeniero Cárdenas, que es muy respetable, debo decirle que antes de eso yo ya había hecho algún tipo de aportación pública en la cual pensaba  -y sigo pensándolo- que la Conmemoración de 2010 tiene como gran objetivo la reflexión de todo sobre lo que somos y hemos sido.


Yo estoy cierto que a la historia no tiene caso estudiarla si no tiene un sentido de contemporaneidad, si no le damos valor al presente sin valorar lo que pasó en el pasado; no para pelearnos como en ataño, así ya no tiene chiste, pero sí rescatar ciertas cosas.


Por ejemplo, durante muchos años nos acordamos que Hidalgo gritó, pero no nos acordamos que pedía un Congreso que nos tratara como si fuéramos sus hijos y que se preocupara por darnos leyes justas, suaves y benéficas. Eso nadie lo recordó.


Sabemos que Morelos era El Siervo de la Nación pero nadie recuerda que quería una ley que fuese lo suficientemente sabia y generosa, que eliminara la opulencia y la indigencia -las dos cosas- y que le diera a cada quien lo suyo y lo justo para que se aumente el jornal del pueblo y se elimine la rapiña, el hurto y tantas otras cosas más. De eso nadie se acordaba.


Decía Morelos que se trate igual al hijo del más rico hacendado que al más humilde barretero, pero también decía Iturbide  -también esto es importante- que solamente unidos podríamos ser felices y nadie se ha acordado de eso.


Madero también hablaba de la propia unidad, hablaba de la democracia; Zapata quería justicia social para todos. Estas cosas son las que hay que volver a repensar, son cosas -desde mi punto de vista muy personal, pues he tratado de escarbar un poquito en la historia de este país- que nos han dado la sangre vital para que esta nación naciera y después hiciera su Revolución.


Bueno, yo creo que eso es lo que hay que volver a repensar no con el fin de decir "ay, no le hicimos caso a Zapata". No, eso no. Pero sí decir a ver qué falta, hacia dónde vamos y qué viene mañana porque ahora nosotros somos los que tenemos que hacer la historia.


Aquí ya la historia ya pasó y nos dejó un valor, nos dejo un legado, nos dejó una herencia; conocerla, aplicarla, tomarla en cuenta para que hoy hagamos historia nosotros, creo que es el motivo de la conmemoración. 


Estamos todos conscientes de que tenemos un pasado pero también que hoy, la responsabilidad es nuestra. Ese es el motivo para mí.


Pregunta: (Inaudible) 


R: La contesto con todo gusto. Claro que no porque no tiene nada qué ver; en primer lugar, no saldremos en publicidad para no entorpecer el proceso electoral ni tratar de que vaya a haber algún tipo de cuestionamiento.


Pero sin embargo, afortunadamente  -y ya no en voz mía sino en voz de las principales autoridades de este país, como el jefe de gobierno de la Ciudad de México y como el Presidente de la República- hay un acuerdo general de que el Bicentenario debe apartarse de todo el debate político.


Es algo tan nuestro, tan de los mexicanos, que no podemos mancharlo con la disputa política. Entonces, creo que está aparte de todo eso y afortunadamente en todas partes hemos encontrado ese mismo espíritu de colaboración.


El debate electoral no tiene por qué afectarnos -esa es otra cuestión- y esto es una materia totalmente diferente.


Les agradezco infinitamente por su atención.