Redes Sociales FLICKR USTREAM aNobii MySpace YouTube Twitter Facebook
 
 

PORTAL ACCESIBILIDAD

ENGLISH VERSION

Julio 2014
D L M M J V S
29 30 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31 1 2

Expo Bicentenario 2010

Nuevo canto a México
OBRA GANADORA

Historias de Familia del Bicentenario

Portal Orgullo Municipal

El Futuro es Milenario

Ruta 2010 / Recorre las rutas de la historia

Edición Bicentenario

Niños 2010

Discutamos México

MONUMENTO ESTELA DE LUZ
TRANSPARENCIA
INSTRUCCIONES DE USO

Símbolos Patrios México 2010

Archivo Histórico Militar México 2010

Programa Académico 2010

Recorrido virtual: Rotonda de las Personas Ilustres

Grupo Bicentenario Los países iberoamericanos que celebran su Bicentenario

Conoce aquí los portales Bicentenario

Galería de imagenes del Bicentenario y Centenario

El Águila Real / Símbolo Nacional de México

Conoce a las Especies Mexicanas del Bicentenario

Paseos Culturales INAH

Canasta de ideas mexicanas

Historia de Alto Vuelo


mod_vvisit_counterPáginas vistas el día de hoy241
mod_vvisit_counterPáginas vistas totales35789228

Palacio de la Inquisición, Distrito Federal Imprimir E-mail
México es mi Museo / Lista por Estados

Palacio de la Inquisición

Después de ser capturado en Temalac, José María Morelos fue trasladado a la capital del virreinato, donde fue encerrado con rapidez y sigilo en los fríos calabozos de las cárceles secretas de la Inquisición. ¿Quieres saber más?

 

5. JUICIO DE MORELOS, EN UN MINUTO

Conducido en un carromato de presidiarios, la madrugada del 22 de noviembre de 1815, José María Morelos  fue traído a este edificio, sede del Tribunal del Santo Oficio, donde se juzgaba a los considerados enemigos de la religión.

Esposado de pies y manos, Morelos fue encerrado en una mazmorra. El Tribunal lo acusó de hereje, apóstata de la fe, libertino, enemigo de la religión y del Estado.

La Inquisición lo condenó a la degradación sacerdotal, la confiscación de bienes, el presidio en África y la privación de beneficios eclesiásticos; se declaró "infames" a sus tres hijos.

Pero el representante de la autoridad real pidió su ejecución y la amputación de la cabeza y la mano derecha. El virrey Calleja aprobó la ejecución, aunque prohibió que el cadáver fuera desmembrado.

Morelos fue trasladado a la Ciudadela para ser sometido a juicio militar por apoyar a los insurgentes. Ahí pasó sus últimos días.


Marca2010