Redes Sociales FLICKR USTREAM aNobii MySpace YouTube Twitter Facebook
 
 

PORTAL ACCESIBILIDAD

ENGLISH VERSION

Abril 2014
D L M M J V S
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 1 2 3

Expo Bicentenario 2010

Nuevo canto a México
OBRA GANADORA

Historias de Familia del Bicentenario

Portal Orgullo Municipal

El Futuro es Milenario

Ruta 2010 / Recorre las rutas de la historia

Edición Bicentenario

Niños 2010

Discutamos México

MONUMENTO ESTELA DE LUZ
TRANSPARENCIA
INSTRUCCIONES DE USO

Símbolos Patrios México 2010

Archivo Histórico Militar México 2010

Programa Académico 2010

Recorrido virtual: Rotonda de las Personas Ilustres

Grupo Bicentenario Los países iberoamericanos que celebran su Bicentenario

Conoce aquí los portales Bicentenario

Galería de imagenes del Bicentenario y Centenario

El Águila Real / Símbolo Nacional de México

Conoce a las Especies Mexicanas del Bicentenario

Paseos Culturales INAH

Canasta de ideas mexicanas

Historia de Alto Vuelo


mod_vvisit_counterPáginas vistas el día de hoy17890
mod_vvisit_counterPáginas vistas totales33153826

24 de agosto de 1821. Se firman los tratados de Córdoba Imprimir E-mail
Efemérides
  • En 1821 y tras once años de lucha, los diferentes actores de la sociedad mexicana se encontraban en una situación política, social y económica de desunión y divergencia de intereses.

 

  • Los hombres que iniciaron la lucha insurgente (Hidalgo, Morelos, Allende) habían muerto hacía años y sólo sobresalía Vicente Guerrero quien, para ese entonces, era uno de los últimos caudillos insurgentes en el sur del país.  Luchaba contra las tropas realistas, al frente de las cuales estaba Agustín de Iturbide.  Advirtiendo que la lucha podría continuar por varios años más,  Iturbide optó por llevar a ambos bandos a una reconciliación.

 

  • A finales de 1820 y principios de 1821, la figura de Agustín de Iturbide jugó un papel de gran importancia como artífice de los Tratados de Córdoba. En ellos se reconocía la independencia de la Nueva España bajo la forma de un imperio autónomo del español,  que se caracterizaría por tener un régimen monárquico constitucional y moderado. Además, en dichos Tratados, Iturbide consiguió aglutinar una serie de intereses, llegando a un consenso general para que la nación pudiera “desatar sin romper, el nudo que había unido por siglos a ambas Españas”, sin mayor derramamiento de sangre.

 

  • Los Tratados de Córdoba tienen su precedente en el Plan de Iguala. El 24 de febrero de 1821, Iturbide había elaborado este Plan que contó con la aprobación de Vicente Guerrero; en él logró concatenar los intereses contrapuestos que existían en la sociedad, bajo el entendido de “un nuevo imperio basado en la Religión, la Independencia y la Unión, dentro de un moderno orden constitucional, bajo un gobierno monárquico pero limitado…”, encontrando así la fórmula para poner fin a la guerra de más de once años.

 

  • Los Tratados se firmaron el 24 de agosto de ese mismo año en la ciudad de Córdoba, Veracruz, por Juan de O’Donojú que, en términos formales, fue el último virrey que la Corona española envió a la Nueva España para restablecer el orden. Sin embargo, O’Donojú, al arribar a Veracruz y observar la situación imperante, entendió que España no podría retener por más tiempo los reinos de este continente, motivo por el cual decidió firmar ahí mismo los Tratados.

 

  • En la mañana del 14 de septiembre de ese mismo año, Juan O’Donojú reconocía la autoridad superior de Agustín de Iturbide. Así pues, los Tratados de Córdoba fueron los primeros acuerdos que llevarían a México a la consecución de su independencia.