Redes Sociales FLICKR USTREAM aNobii MySpace YouTube Twitter Facebook
 
 

PORTAL ACCESIBILIDAD

ENGLISH VERSION

Agosto 2014
D L M M J V S
27 28 29 30 31 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31 1 2 3 4 5 6

Expo Bicentenario 2010

Nuevo canto a México
OBRA GANADORA

Historias de Familia del Bicentenario

Portal Orgullo Municipal

El Futuro es Milenario

Ruta 2010 / Recorre las rutas de la historia

Edición Bicentenario

Niños 2010

Discutamos México

MONUMENTO ESTELA DE LUZ
TRANSPARENCIA
INSTRUCCIONES DE USO

Símbolos Patrios México 2010

Archivo Histórico Militar México 2010

Programa Académico 2010

Recorrido virtual: Rotonda de las Personas Ilustres

Grupo Bicentenario Los países iberoamericanos que celebran su Bicentenario

Conoce aquí los portales Bicentenario

Galería de imagenes del Bicentenario y Centenario

El Águila Real / Símbolo Nacional de México

Conoce a las Especies Mexicanas del Bicentenario

Paseos Culturales INAH

Canasta de ideas mexicanas

Historia de Alto Vuelo


mod_vvisit_counterPáginas vistas el día de hoy6463
mod_vvisit_counterPáginas vistas totales35892812

21 de julio de 1822. Agustín de Iturbide es coronado emperador de México Imprimir E-mail
Efemérides
  • Tras la entrada del ejército trigarante a la ciudad de México en septiembre de 1821 se formó una Junta Gubernativa presidida por Iturbide quien,  al desconocer España los Tratados de Córdoba, fue coronado emperador.  El 18 de mayo de 1822, miembros del Regimiento de Celaya se lanzaron a las calles gritando “¡Viva Agustín I, emperador de México!”. A este movimiento se sumaron otros militares y ciudadanos. Al día siguiente, ante las presiones del ejército y el pueblo, el Congreso, en voz de Valentín Gómez Farías declaró emperador de México a Iturbide, quien se coronó el 21 de julio de ese año.

 

  • La ceremonia de coronación se llevó a cabo de acuerdo a un pequeño folleto titulado Proyecto del Ceremonial para la inauguración, consagración y coronación de su Majestad el emperador Agustín Primero.

 

  • El texto describía los pormenores para ese acto: una comitiva debía conducir al emperador desde el Palacio Imperial hasta la Catedral Metropolitana. Las calles por las que pasara la comitiva debían adornarse con colgaduras e iluminaciones y cada hora se lanzarían salvas,  durante todo el día.  El emperador iría acompañado por una numerosa comitiva.

 

  • Tres generales portarían las divisas del emperador,  y otros tantos los de la emperatriz.  La consagración se seguiría según la religión y la Constitución, esta última representada por el presidente del Congreso. Se ungiría a los emperadores y a continuación se bendecirían las insignias; el presidente del Congreso las pondría en la cabeza del emperador, quien coronaría a su esposa.

 

  • Ya coronados, se gritarían vivas y lanzarían monedas acuñadas con el busto del emperador y la inscripción siguiente: “Agustín, Primer Emperador Constitucional de los Mexicanos”;  por el reverso: “ungido el día 21 de julio de 1822, segundo de nuestra Independencia”.

 

  • Finalmente, se entonaría el Te Deum, y los emperadores realizarían una ofrenda en el altar. Al finalizar la ceremonia, la comitiva retornaría al Palacio Imperial.

 

  • Así se llevó a cabo la coronación de Agustín I, quien abdicaría al trono ocho meses después, el 19 de marzo de 1823.